JARDÍN DE LIBROS

LIteratura Peruana y Mundial

La amistad más allá del verso

Deja un comentario

CUANDO DOS VIEJOS AMIGOS POETAS SE ENCUENTRAN, HABLAN DE TODO (MENOS DE POESÍA). DOS VOCES MAYORES DE CHILE Y EL PERÚ, RAÚL ZURITA Y ANTONIO CISNEROS, COINCIDIERON EN LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE LIMA. PREVIAMENTE, COMPARTIERON CON EL COMERCIO SUS CERTEZAS. UNA DE ELLAS: LA PASIÓN POR EL FÚTBOL

Antonio Cisneros y Raúl Zurita, dos voces mayores de la literatura latinoamericana, nunca discuten de poesía. La sintonía entre ambos amigos radica, más que por lo que escriben, por la actitud con que lo hacen: El peruano y el chileno son poetas que creen en el humor como natural escapatoria de la solemnidad, del fundamentalismo, del sectarismo.

Horas antes de presentarse en la Feria del Libro, donde compartirán escenario con otros dos imprescindibles vates de ambos países, Arturo Corcuera y Omar Lara, Cisneros pasa a visitar al amigo alojado en un hotel miraflorino. Tras los abrazos, el intercambio de recuerdos urgentes y el pedido de dos cervezas, ambos poetas se sientan a conversar. Les proponemos un tema: los recitales de poesía.

Para Zurita, un recital es una actuación única. “Es casi una performance donde lo das todo. Como los cantantes, en menos de un minuto detectas si hay o no conexión con la gente”, adelanta. Cisneros está de acuerdo. “Un poeta debe saber lo que lee. De la poesía que has hecho, sabes cuál sintoniza más con la gente”.

¿Cómo nace la larga amistad entre poetas peruanos y chilenos?
[Antonio Cisneros] No lo sé. Si bien no somos dos gotas de agua, nos parecemos bastante. Y claro, está la cercanía geográfica.

[Raúl Zurita] Creo que tiene que ver con una admiración mutua. Con los poetas peruanos uno tiene una garantía. Parte de una base.

[AC] Lo mismo pasa con los chilenos. Sientes que estás entre pares.

¿Recuerdan cómo nació la amistad de ambos?
[RZ] Lo tengo absolutamente presente. Nos conocimos en un hotel de Cochabamba, a las 6 de la mañana, hace más de 20 años.

¿Envidian poemas el uno del otro?
[RZ] ¡Por supuesto! “La crónica del Niño Jesús de Chilca” y “El perro negro”. Podría nombrar muchos.

[AC] “El desierto de Atacama”, “La cordillera” y “Áreas verdes”. Si tú no envidias algo de un escritor, es que no lo admiras realmente.

Se dice que una de las mayores armas de la poesía de ambos es la ironía. ¿Están de acuerdo?
[RZ] No sé si sea tan irónico. Creo que más que la ironía, para mí sobrevivir tiene que ver con la capacidad de reírte de ti mismo.

[AC] La ironía no parte de una reflexión ni una actitud intelectual. Uno nace así. Y así se queda.

¿Qué piensan de aquellos que antagonizan a Neruda con Huidobro o a Vallejo con Eguren?
[AC] No he palpado ni en el Perú ni en Chile la existencia de bandos partidarios.

[RZ] En Chile sí se han dado peleas feroces entre Neruda, Huidobro y Pablo de Rocka. Pero fíjate: los autores pueden litigar entre ellos, pero las obras conviven en paz. Además, cuando vives en un país donde han matado gente, las peleas literarias resultan ridículas.

[AC] Es cierto, en Chile sí se han dado las broncas personales. Y no te olvides de Nicanor Parra. ¡Tremendas broncas! Pero todo se ha ido diluyendo. Los lectores son fieles a la poesía, no a las peleas.

Toño ha señalado en Chile que la antipoesía de Parra “no le mueve ni un pelo”. ¿Cuán importante es Parra?
[AC] No soy profesor ni académico. Parra me gustó algo. Ahora me gusta un poco menos. Pero tampoco es un adefesio. Hay tan pocas cosas esenciales en la vida…

[RZ] Que Antonio haya dicho eso en Chile, donde Parra es una especie de rock star, me parece fantástico. Pero para mí es alguien muy importante. Hay poemas de Parra que me emocionan. Representó frente a la poesía omnipotente de Neruda un regreso a la vida.

Poetas de lo cotidiano como son, ¿cómo influye la ciudad en su obra?
[RZ] Es algo muy extraño. Yo he tocado muy poco el tema de la ciudad y, sin embargo, como dice Toño, no podría vivir en un lugar donde no hubiera cerca un quiosco y un cafetín. ¿Por qué aparecen otros escenarios? Es un misterio.

Toño, hablando de ciudades, ¿cómo podrías describir Santiago?
[AC] Su mobiliario urbano está muy bien armado pero, para mi gusto, le falta misterio. Es una ciudad muy verde, como pocas capitales que conozco, y el verde lo cubre todo. Aquí, en cambio, toda la miseria queda al descubierto porque el arenal no esconde nada.

¿Zurita, cómo define Lima?
[RZ] Lima es una ciudad fea. Pero tiene fuerza y es profundamente latinoamericana. Es una ciudad con misterio, mientras Santiago no tiene misterio ni mito. Es una ciudad pretenciosa, nada más.

Pasemos a los temas fundamentales: ¿Qué sucedió con la selección chilena en la Copa América?
[RZ] ¡Ah! ¡Siento un profundo placer de que la selección chilena haya sido vencida por Venezuela! No sé qué han hecho. Pensaron que era cuestión de llegar y llevarse la copa. ¡Están locos! Además, se farrearon a Bielsa, el único tipo inteligente que ha pasado por la historia del fútbol chileno. Por otro lado, que hayan ganado los uruguayos me da una enorme alegría. En ellos hay tradición, fuerza, voluntad para jugársela en los momentos importantes. ¡Años luz de distancia de nosotros!

[AC] Pero en los últimos años, Chile ha tenido una selección interesante. Bielsa la dejó armada con su toquecito ‘Barza’. No sé qué les pasó. Ahora, ¡tampoco sé qué les pasó a los venezolanos!

[RZ] La victoria de Perú sobre ellos fue contundente…

[AC] La derrota de Venezuela la devolvió a su nivel primitivo y anterior. ¡Basta de novedades!

¿Se suman al entusiasmo de los que han vuelto a ver jugar a Perú como en los años setenta?
[AC] Están jugando mejor, están mejor armados…

[RZ] ¡Es que no hay comparación con el Perú de las eliminatorias!

[AC] Cuando le gana a Venezuela, Perú regresó al nivel de los años 70 en ese partido. Y Venezuela regresó al nivel que tenía entonces.

[RZ] Absolutamente.

Toño es ferviente hincha del Cristal. ¿Y usted?
[RZ] Yo soy hincha de un equipo del que no me gusta ser hincha. Es la contradicción misma. A mí me gusta la Universidad Católica y siempre quise que me gustara el Colo Colo. Estuve cinco años fuera de Chile y creí que había logrado que me gustara el Colo Colo. Volví, fui a ver un partido entre ambos, y me di cuenta de que no había caso. Estoy condenado a ser hincha de la U. Católica.

[AC] El ser hincha tiene una base irracional. No entiendo al que me dice: “No me gusta el fútbol, solo veo los partidos internacionales”. Tampoco les creo a los intelectuales que dicen: “Yo soy del Municipal”, solo para que les digan: “Pobrecitos, qué fieles”. ¡No jodan! ¡Simplemente no les gusta el fútbol!

Toño ha investigado mucho en el tema gastronómico. ¿Es un tema de conversación entre ambos?
[RZ] ¡No! ¡Allí la diferencia es sideral!

[AC] Mejor déjalo allí. Hablemos de poesía (ríe).

Por Enrique Planas

Anuncios

Autor: jardindelibros

Empresa de desarrollo audiovisual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s