JARDÍN DE LIBROS

LIteratura Peruana y Mundial

Mi novela es una viaje a la malignidad

1 comentario

En “La vida doble”, Arturo Fontaine hurga el lado humano de una mujer en la dictadura de Pinochet…

Hace trece años conversamos en Miraflores. Ahora, seguimos conversando. Su nueva novela, La vida doble (Tusquets editores), es más que una razón. A través de Irene o Lorena, echa un ojo crítico a lo que fue la época de la dictadura de Pinochet. Pero también es una novela sobre la utopía y la traición.

–¿Esta novela te recuerda que todavía hay heridas abiertas de la dictadura de Pinochet?

–Hay heridas abiertas y no solo con la dictadura de Pinochet, sino también con la dictadura Argentina o con lo que fue Sendero aquí. En fin, yo creo que el tema de la épica y de la utopía revolucionaria y luego la feroz respuesta de la contrainsurgencia, con toda su crueldad, han dejado heridas profundas, que van más allá del momento histórico en que eso ocurrió y plantean preguntas permanentes.

–Y tu personaje Irene, profesamente buscaste que sea mujer, ¿pudo ser un hombre?

–Lo que pasa es que esta novela está basada en un caso real, y es una mujer. Yo conocí a esta mujer. En realidad, eran tres mujeres. Dos de ellas escribieron su historia…

–Alejandra Merino…

–Es una de ellas, sí. Luz Sanz es otra, y hay una tercera que nunca escribió. Bueno, yo pude conocer y conversar muy largo con una de ellas, pero me comprometí a no decir quién es, porque tampoco ellas estarán dispuestas para entrevistas o cosas así. Pero la historia es real en su esencia, o sea la idea de una mujer que es una combatiente comprometida, una mujer inteligente, política, muy mujer, que se entrega a la lucha clandestina y a los ideales que eso representa entera, y que es capturada y no solo delata porque eso mucha gente bajo presión lo hace, sino que se convierte, que eso es lo interesante, quema todo lo que amó y se convierte en un agente del aparato represivo entusiasta comprometido y empieza a perseguir a sus ex compañeros con saña. Entonces, es un viaje a la malignidad.

–Eso ¿en el fondo es una novela de traición?

–Eso es, es el tema la traición en ese sentido, aunque el contexto es político, además es una novela psicológica, que política en cierto modo. Están los dos elementos, pero hay un elemento ético y psicológico porque a ella en el fondo se le desmoronan sus sueños y empieza a odiarse a sí misma por no haber estado a la altura de lo que ella se propuso con su vida, ella no fue el héroe o la heroína que ella quiso ser, como si fue su compañero, Camilo, pero ella no, ella falla. Es un primer punto como de resentimiento. En seguida le viene un resentimiento contra los compañeros de lucha que la llevaron y la situaron en el lugar de lo insoportable y le viene un rencor contra todo lo que amó.

–Una lectura más política de la novela, ¿las luchas armadas terminan quebrándose?

–Yo creo que lo que ocurre en la novela es que la mierda del antiterrorismo, de los organismos de seguridad, va ensuciando el sueño romántico del guerrillero porque  lo va enmierdando de alguna manera en la vida cotidiana, la utopía en los libros, y ella es una mujer que ha leído mucho y que sabe de los libros de alguna manera, es una cosa, pero en la vida cotidiana, en la lucha con estos animales, con los que está combatiendo es otra, se va armando una mugre y de la cual es muy difícil escapar.

–¿Es una ventana para ver el horror de la represión?

–Sí, sin duda, porque ella, como está en los dos lados, como es parte de un grupo guerrillero y después se convierte en represiva, me permite viajar a esos dos mundos y conocer la monstruosidad de ese mundo represivo al cual ella se incorpora, pero que no es una monstruosidad  porque los que allí operen sean monstruos por así decir genéticamente monstruos, sino que más bien se vuelven monstruos por un sistema de reglas que asegura la impunidad.

–En ese sentido, Irene es un personaje humano, no soporta el dolor y la represión.

–Eso es lo misterioso. Ella tiene una vida doble por eso. Ella tiene dos identidades totalmente opuestas. Entonces, ese era un poco el desafío de la novela, que es un personaje maligno pero humano.

–Vargas Llosa suscribía el estilo sartreano de mirar la realidad, ¿hay eso todavía?

–Fíjate, mucho se dice que eso ya paso, que el escritor no tiene ese rol. Bueno, yo no sé, depende de cada escritor, pero yo creo que lo que a mí me parece muy difícil es escamotear las realidades sociales y políticas.

Todos llevamos un monstruo dentro

–¿Esta novela, en resumen, es una novela combatiente contra las razones que animaron a Pinochet?

–Bueno, sin duda, y hay una crítica muy fuerte a la forma cómo se condujo la lucha contrainsurgente. Eso está en la novela muy fuerte y está no en el sentido de pintar monstruos, sino de una estructura de poder que hace que la gente se vuelvan monstruos. Ese es el tratamiento, la perversión está ahí, en las reglas que permiten la impunidad, y en esa impunidad aparece el monstruo que tenemos dentro. Entonces, yo creo que es una novela que también explora esa dimensión, la dimensión de la malignidad, de la violencia en todas sus formas, es ese deseo de violencia que se desata en la impunidad. Y por otro lado, la pulsión del sexo que también se explora en todas sus variantes, y de una manera muy extrema porque esta mujer en el fondo vive una vida humana en el extremo, y para ella en un momento dado se desatan todos los tabúes. Entonces, explora la vida en una situación de liberación primitiva, por eso el sexo duro tiene una presencia como la que tiene en la novela,  situada en una época dura también.

Por Pedro Escribano

Anuncios

Autor: jardindelibros

Empresa de desarrollo audiovisual

Un pensamiento en “Mi novela es una viaje a la malignidad

  1. Excelente chamba la que hacen todos, me encanta este blog, aunque es nuevo, no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s